Cómo un soldado cambió las balas por las semillas. La increíble historia del señor Phuoc.

julio 4, 2018

Erase una vez un soldado llamado Phuoc que combatió durante años en la guerra de Vietnam. Una vez terminada esta, volvió a su pequeño pueblo natal en el distrito de Bo Trach en Vietnam en 1980.

La situación tras el conflicto bélico con Estados Unidos no era buena y se vio forzado a trabajar como leñador durante varios años.

El proceso de deforestación en aquellos años fue tan devastador que llegó un momento en que no quedaban suficientes árboles para seguir trabajando en este oficio.

Entonces, Phuoc guardó su hacha y la remplazó por una azada con la que empezó a plantar arboles en una zona cercana al pueblo. Varios amigos se unieron a la iniciativa pero la zona estaba plagada de minas, herencia de la guerra, y asustados empezaron a abandonar el proyecto, todos salvo él.

Phuoc continuó limpiando el area de minas terrestres (500 kg fueron sustraídos del suelo) y plantando arboles. En su interior sentía la tristeza de todos los años en los que trabajó como leñador contribuyendo a la destrucción de los bosques y quería compensarlo de alguna manera.

Su dedicación y cariño por esa area era tal que decidió adquirir un terreno de 6 hectáreas para construir una nueva vida con su familia.

Es así como comienza su aventura en la agricultura orgánica.

Phuoc participa en diferentes formaciones y visita otros agricultores que le inspiran y le enseñan diferentes técnicas sobre como cultivar sin utilizar fertilizantes o pesticidas químicos, cuidando el suelo, evitando la erosión y fomentando la biodiversidad. Parte de esta formación fue proporcionada por HEPA (Human Ecology Practice Area) que visité unos días más tarde.

Decide ir remplazando paulatinamente los bosques de acacias, que necesitan mucha agua y tienen un tronco débil y vulnerable en la época de lluvias, por especies autóctonas.

Comienza a plantar árboles de jaca, té, jengibre, cebollas, ajos, judías verdes, sésamo, cacahuetes… y pimienta que se aprovecha de los árboles de jaca para enredarse y escalar por el tronco aportando una decoración natural al bosque. La pimienta se beneficia de la sombra del árbol en verano y de las hojas caídas en otoño durante el invierno que ayudan a mantener el suelo húmedo y a enriquecerlo de manera natural.

Los lichis se han plantado junto a las piñas y los árboles de jaca se usan con la planta de la pimienta. Phuoc ha encontrado maneras muy creativas de combinar plantas y árboles que se ayudan mutuamente.

«Mulching» o acolchado es una de las técnicas más utilizadas por Phuoc.
(«Mulching» es una manera de imitar la manera en que la naturaleza construye suelo a través de la acumulación de material orgánico y que presenta muchísimas ventajas).

En otra parte del jardín planta lichi, boniato, papaya, piña, plátano y yuca que ayudan a retener agua en el terreno.

Su proyecto de agricultura orgánica se convierte en todo un éxito y comienza a recibir jóvenes agricultores que quieren aprender con él.

Phuoc y Vin (HEPA) observando la pimienta creciendo en uno de los árboles de jaca.

Es cuando el soldado, una vez leñador, se convierte en una referencia en la defensa de la agricultura orgánica y en el mantenimiento de la biodiversidad.

El soldado cambió las balas por las semillas y ahora es una referencia para agricultores de Vietnam y del resto del mundo.